El equipo de Bauza se hizo fuerte en Varela y con contundencia, pero sin jugar bien, le ganó al Halcón por 3-1, con goles de Mauro Cetto, Mauro Matos y Enzo Kalinski- Julio Rodríguez había puesto en ventaja a los Darío Franco-. Torrico y Romagnoli (pase magistral en el tercero) fueron los abanderados del “Ciclón”, que se sacó la espina por la eliminación de la Copa Argentina.

San Lorenzo le ganó a Defensa y Justicia y nada más. El equipo de Bauza fue contundente en Varela y se quedó con tres puntos que le permiten levantar más de lo anímico que desde el juego. Los de Darío Franco, que aún no pudieron ganar en casa en lo que va del torneo, fueron superiores en varios tramos de los noventa y merecieron quedarse con algo más.

Los de Boedo volvieron a mostrar una imagen opaca, pero se quedaron con el triunfo por la suma de sus individualidades: Sebastian Torrico con manos de acero cada vez que lo exigieron y la eterna figura de Leandro Romagnoli, que le basto para marcar diferencia con algunos destellos. Arrancó perdiendo y lo pudo dar vuelta con una pelota parada y un error del fondo de Defensa. La claridad del diez, cuando el equipo peor la pasaba, hizo el resto.

El primer tramo fue todo de Defensa que lo hostigo a San Lorenzo y lo hizo sentir incomodo. Bertocchi avisó con un remate desde afuera, también lo tuvo Ciro Rius, pero en ambas respondió Torrico. La tercera fue la vencida: Rius aprovechó que Emmanuel Más despejó a medias, la punteó ante la salida del uno y la pelota besó el travesaño. Por suerte para el local Julio Cesar Rodríguez la empujó sobre la línea ante la llegada de Kannemann. La ventaja estaba bien. Defensa proponía por las bandas y aprovechó que los de Bauza todavía no habían entrado al campo de juego.

San Lorenzo logró poner las cuentas en parda en su primera aproximación a Diego Pellegrino: centro de Romagnoli, Kalinski le ganó de cabeza a la marca y exigió al uno, que dio un rebote corto que Mauro Cetto supo capitalizar. Los de Bauza se pusieron en partido haciendo poco y nada.

El desarrollo se emparejo y se fueron al descanso con dos polémicas en las que Trucco se decidió por no cobrar penal aunque hubo una clara mano de Enzo Kalinski y Nicolás Bertocchi en sus respectivas áreas.

El complemento tuvo similitudes con la etapa inicial: exigió a Torrico con remates desde afuera y la aparición del uruguayo Washington Camaño en el partido; al tiempo que los de Bauza optaron por la actitud de esperar el error para facturar. Le salió redonda al “Patón”, porque se equivocó Defensa en el fondo, Néstor Ortigoza pellizcó pase al medio y la pelota quedó para Mauro Matos. El ex All Boys apuntó y sacó un remate cruzado inexpugnable para Pellegrino, que se estiró pero no llegó.

Bauza intentó cerrar filas con los ingresos de Matías Catalán (Martín Cauteruccio) y Gonzalo Prósperi (Gonzalo Verón), pero Defensa no se rindió y exigió al “Cóndor” con remates de media distancia. La visita remató el encuentro tras una jugada manejada por Romagnoli y ejecutada a la red  por Kalinski. Hubo tiempo para una milagrosa salvada del palo, por dos, debajo del arco azulgrana y una vaselina de Catalán que se fue por arriba del travesaño.

Ganó San Lorenzo, con poco, pero le sirve para seguir sumando en el campeonato local, salir del fondo y sacarse la mufa por haber quedado eliminado de la Copa Argentina a manos del “Halcón”. Para Defensa y Justicia una nueva frustración en casa y con el dolor de haber sido superior a su rival.