El equipo de Bauza fue muy superior durante todo el desarrollo y convirtió a Ardente en figura, pero le faltó eficacia bajo los tres palos y la pagó caro ante los sanjuaninos que se llevaron un triunfazo del Nuevo Gasómetro por 2 a 1. Carlos Bueno y Marcos Figueroa fueron los goleadores de la visita, mientras que Mauro Cetto había puesto el empate transitorio. El Ciclón se quedó sin punta.

En su mejor producción a nivel juego del año, inexplicablemente San Lorenzo cayó ante un San Martín de San Juan que sacó provecho cada vez que se encontró ante Sebastián Torrico. Una contraposición a los que les paso a los de Bauza, que generaron innumerables opciones para concretar, pero las dilapidaron por la gran tarea del arquero Luís Ardente y el infortunio de los palos. Como los goles hay que hacerlos y no merecerlos, San Lorenzo perdió el invicto y se quedó sin punta del campeonato.

Hubo un verdadero ciclón en el Nuevo Gasómetro en el primer tiempo. Los de Bauza salieron con toda y arrinconaron a San Martín de San Juan, que un poco tibio en la respuesta y superado ampliamente por el rival, sobrevivió a todos los sofocones gracias a Ardente.

El arquero desactivó un disparo de media distancia de Julio Buffarini y luego dos remates de Franco Mussis y Sebastián Blanco; todo en un par de minutos. El uno “verdinegro” contó con la ayuda de los palos en dos ocasiones; una tras un bombazo de Caruzzo a quemarropa y otro de Mauro Cetto de cabeza.

Sin embargo, y pese a ser gran dominador de las acciones, San Lorenzo iba a pagar caro la falta de puntería. Carlos Bueno, un ex de la casa, cumplió con la Ley del Ex, y de cabeza, le dio la ventaja a los conducidos por Carlos Mayor.

Los de Bauza no se apichonaron y tuvieron otras dos claras para anotar antes de irse al descanso. Primero el palo derecho le dijo no a Cetto y luego el travesaño a Blanco. Claramente, no parecía ser la noche del local.

El complemento tuvo un desarrollo similar: los de Boedo despilfarrando ocasiones y San Martín capeando el temporal preparado para la contra. Ardente agigantó su figura tapándole un mano a mano a Mauro Matos y otro al recientemente ingresado Martín Cauteruccio.

Bauza tiró la carne al asador con los ingresos de Villalba y Verón sin los resultados esperados. Cuando parecía que el local no iba a poder quebrar a Ardente, Cetto, de cabeza, estampó el empate a quince del final.

La alegría le duro poco a los de Boedo, porque tres minutos más tarde, Marcos Figueroa apareció sin marca por el fondo y le dio la ventaja definitiva a San Martín, pese a los intentos desesperados del azulgrana para quedarse sin nada.

Los de Bauza, que perdieron el invicto y la cima del campeonato, deben dar vuelta la página rápido ya que el próximo miércoles reciben al Corinthians por la Copa Libertadores. En tanto, el conjunto de Mayor sumó su primera victoria en el certamen y se acomoda en la tabla con 5 unidades.