Los policías de Caleta Olivia, Santa Cruz, decidieron el miércoles por la noche levantar el autoacuartelamiento que mantenían desde el jueves en distintas dependencias en reclamo de mejoras salariales. El gobierno de Santa Cruz confirmó el cese de la medida, aunque precisó que los sumarios administrativos contra los que se plegaron a la protesta seguirán su curso.

En este caso, la población de Santa Cruz no presentó problemas. No hubo robos masivos, ni tampoco actos de vandalismo. Los policías aseguraron que volverán a su trabajo para reducir la presión y poder dialogar más tranquilos. Aunque amenazaron que volverán a revelarse en caso de no conseguir el aumento salarial que piden.