Santiago de Chile se declaró en emergencia ambiental, la peor en 16 años, debido a la mala calidad del aire y a la fuerte concentración de particular conocidas como PM2.5, que causan el smog, según informó el portal de noticias de la BBC.

El Costanera Center, el edificio más alto de la capital de Chile, es uno de los pocos edificios que se alcanza a distinguir entre el smog gracias a sus 300 metros de altura. Pero otras construcciones quedaron cubiertas por la contaminación. Además, la falta de lluvia y viento agrava la situación.

Las autoridades limitaron la circulación de vehículos. Prohibieron usar calefactores de leña. Pidieron parar las actividades industriales más contaminantes

“Actualmente enfrentamos condiciones inusuales, con uno de los meses de junio más secos en más de 40 años y a lo que se suman las malas condiciones de ventilación que se han registrado en la cuenca de Santiago en los últimos días, lo que incrementa las concentraciones de contaminantes”, informó el gobierno.

“La Copa América responde a compromisos internacionales de Chile, por lo que no se suspende, pero esperamos que de aquí al miércoles no se mantengan estos niveles”, aseguró el intendente regional, Claudio Orrego, explicando además que los entrenamientos no se verán afectados.

En lo que va de año ya son 20 las veces que las autoridades han declarado a Santiago en alerta ambiental o en preemergencia, pero ésta es la primera ocasión en que se declara la emergencia por contaminación desde 1999.