El titular de la UCR ya de lleno en la campaña para las elecciones presidenciales del 2015, indicó que de llegar a ganar, se ocuparía de derogar algunas de las leyes aprobadas por el kirchnerismo durante los últimos años.

Ante esto la diputada oficialista Juliana Di Tullio agregó que “Esas derogaciones irían contra los derechos de los consumidores ante la posibilidad de defenderse de los grandes oligopolios, de los que tienen la posibilidad de adoptar, de los que tienen la posibilidad de juntarse en convivencia o con personas del mismo sexo”

Por otro lado, el secretario de políticas públicas del Comité Nacional de la UCR Walter Ceballos defendió a Sanz alegando que «sistema democrático funciona por mandato del pueblo que se expresa cada dos años constituyendo mayorías y minorías, y esa mayoría lleva al Congreso para su aprobación propuestas gubernativas que en el futuro una nueva mayoría tiene la facultad de revisar, derogar o mantener».