El Peque se metió en su cuarto Masters 1000 de la temporada al vencer a Benoit Paire (72°) por 7-5, 4-6 y 6-2 en el segundo y último partido de la qualy italiana. Casi al mismo tiempo Delbonis (70°) no pudo con Alexandr Dolgopolov (73°) por 6-3 y 6-4, y antes Leonardo Mayer (27°) había pasado a la segunda ronda del main draw.

Aunque Diego no tuvo aces y cometió cuatro dobles faltas – una menos que el francés – tuvo mejor porcentaje de primeros servicios (73% a 58%), pero ambos terminaron con cerca del 60% de puntos ganados con el primer servicio y por debajo de 45% con el segundo, por lo que en total hubo 35 break points.

El argentino tuvo una chance menos de romper que el octavo favorito a clasificar, pero aprovechó siete de esas 17 oportunidades, mientras que perdió su servicio cinco veces tras 18 chances, incluso levantando los ocho break points que enfrentó en el tercer set, donde ambos ganaron la misma cantidad de puntos con la devolución.

La última presentación de Schwartzman había sido en Estambul, donde había llegado a su primera semifinal, donde llegó a estar set arriba ante Roger Federer (2°). Después de no haber podido pasar las qualies de Miami en 2013 y 2014, este año entró directamente en Indian Wells y el torneo de Florida, llegando también desde la qualy a Montecarlo.

Ahora espera por conocer a su rival para mañana, que podría ser Juan Mónaco (34°). Como no defiende puntos – el año pasado había perdido en la primera ronda del Challenger de Bordeaux – se aseguró subir algunos pocos puestos ya que sumará 35 puntos, mejorando su mejor posición histórica.

Delbo no pudo con Dolgopolov al desaprovechar tres de las cuatro chances de romper que tuvo, y al no poder defender ninguna de las tres oportunidades generadas por el ucraniano, quien además tuvo los seis aces del partido y ganó el 83% de los puntos que jugó con el primer servicio y el 65% con el segundo.

El de Azul se había presentado por última vez en el Challenger de Sarasota que ganó ante Facundo Bagnis. De las nueve qualies de Masters que jugó, solo pudo superar dos – Madrid y Montecarlo 2012 – mientras que aquí también había quedado a una victoria de clasificar en 2011, y el año pasado participó del cuadro principal pero no logró avanzar.

Más temprano Mayer había debutado en la primera ronda ante Federico Gaio (260°), a quien venció por 6-3 y 6-4, y ahora espera por John Isner (18°) o Joao Sousa (56°).