El Peque logró levantar su segundo trofeo del a temporada, esta vez en República Checa al superar en la final de esta mañana a Andre Ghem (251º) por 6-4 y 7-5. Desde mañana ocupará su mejor ubicación en el ranking.

El porteño perdió dos veces sus servicio pero pudo quebrar cuatro veces, aunque luego de 23 oportunidades, 20 de ellas en el segundo set, en donde solo perdió nueve puntos con su saque. Ghem terminó con cuatro aces, pero también ocho dobles faltas, mientras que Diego no tuvo saques ganadores pero sí un error, pese a que mejoró de 46% a 63% de efectividad con el servicio de un set a otro.

Este es el tercer título para el argentino de 21 años, que después de Buenos Aires 2012 había festejado este año en Aix en Provence, y además había jugado la final en Itajai. También esta temporada jugó su primer Grand Slam, llegando hasta la segunda ronda en Roland Garros.

El de Porto Alegre solo pudo consagrarse en Joinville 2006, y ya había perdido con este rival este año en el Challenger de Marburgo. Como Schwartzman no defendía puntos, con estos 80 que sumó, quedará muy cerca del Top 80, mejorando su mejor colocación histórica que había conseguido dos meses atrás cuando había sido 93º.