El Peque jugó su primer partido sobre hierba en la primera ronda del ATP 250 de Nottingham, donde no pudo avanzar frente a Aljaz Bedene (74°) por 1-6, 7-6(5) y 2-6 tras más de una hora y media. El partido de Mayer fue demorado por lluvia.

El duelo del porteño también se vio suspendido por el mal clima, justo después de haber perdido el primer set, donde dos roturas le costaron el parcial, sumado a que solo ganó seis puntos con el saque.

En el segundo set comenzó en ventaja al quebrar por única vez en el partido – tuvo otros dos break points – pero como nuevamente no pudo levantar una oportunidad de quiebre, fueron al desempate, que ganó ajustadamente luego de haber conseguido los primeros cinco puntos.

La historia del primer parcial se repitió en el tercero, donde sumó cuatro dobles faltas y un ace (había tenido tres y uno previamente), además de no aprovechar los puntos que ganó con la devolución, ya que ganó uno más que el esloveno recientemente nacionalizado británico (12 a 11), pero no dispuso de ninguna oportunidad de romper mientras que perdió dos de las tres que tuvo enfrente.

El número 63 del mundo jugó su primer partido luego de haber quedado eliminado en la segunda ronda de Roland Garros, mientras que también fue su primera vez en esta superficie de cara a Wimbledon, que comenzará en siete días. Con Bedene había perdido las dos veces que lo había enfrentado, pero siempre en Challengers (incluyendo en la final de Banja Luka 2013).

Diego iba a jugar hoy también en dobles junto a Juan Mónaco, pero la lluvia obligó a pasar el partido para mañana. El martes también continuará el partido de segunda ronda entre Leo Mayer (21° y cuarto preclasificado) contra el surcoreano Hyeon Chung de 19 años. Mañana, además del debut de la dupla Mayer/Guillermo Durán, Pico (35° y noveno favorito al título) enfrentará a Denis Istomin (92°).