El Peque y el marplatense, luego de consagrarse en los Challengers de Campinas y Quito, fueron los mejores argentinos en la actualización de la clasificación mundial. Diego mejoró diez lugares y se ubica 88, mientras que Cebolla está 96º (+18), otra vez en el Top 100 luego de siete meses.

Schwartzman, luego de conseguir su cuarto trofeo tras vencer a Andre Ghem en Brasil, recuperó un poco del terreno que había perdido luego de dos semanas inactivo, en las que estuvo como suplente con el equipo de Copa Davis y no pudo defender los 60 puntos que había ganado en 2013 cuando llegó a la final en Banja Luka (Bosnia-Herzegovina).

Lejos está del puesto 79 que ocupó en agosto luego de ganar en Praga. Esta semana no defiende puntos y se presentará en Porto Alegre, donde debutará ante Nicolás Kicker (281º) y luego lo espera Renzo Olivo (276º).

Horacio había estado entre los cien mejores por última vez a principio de febrero cuando perdió en la segunda ronda de Viña del Mar mientras defendía el título. Con este tercer trofeo en la temporada aprovechó que no defendía puntos para subir 18 posiciones, y podrá seguir subiendo esta semana en Pereira (Colombia), donde es el sexto preclasificado y enfrentará por primera vez al sueco Christian Lindell (258º).

Pero además Juan Mónaco, pese a no tener actividad, mejoró cuatro posiciones y ahora se ubica 97º luego de dos semanas fueron del Top 100. Esta semana estará en el ATP 250 Shenzhen (China), donde hoy por la mañana le ganó a Federico Delbonis en sets corridos y no defiende puntos.

Entre los demás argentinos no tuvieron variaciones Juan Martín del Potro (14º), Leonardo Mayer (25º) – esta semana está en Kuala Lumpur – ni Delbonis (58º). Carlos Berlocq bajó dos lugares y está 69 mientras espera debutar en el Challenger de Porto Alegre, donde fue a buscar puntos seguros. Su primer rival será Andrea Collarini (254º) en el primer torneo en esta categoría que juega desde Braunschweig (Alemania) en julio de 2012.

El que más subió fue David Goffin, ahora 32º tras subir 13 posiciones y ubicarse en lo más alto de su carrera. Es que ayer le ganó el ATP de Metz a Joao Sousa lo que fue su segundo trofeo luego de Kitzbühel 2014.Entre julio y agosto había ganado 25 partidos en fila consagrándose en lo Challengers de Scheveningen (Holanda), Poznan (Polonia), Tampere (Finlandia), en el ATP de Austria y llegando hasta los cuartos de final en Winston-Salem partiendo desde la qualy.