Un día antes de la contienda, en Cincinatti, se produjo el pesaje oficial. La bascula presentó 139 libras / 63,050 kilogramos para «La Máquina», y 139,5 / 63,280 en el mexicano Roberto Ortiz.

Ohio, EE.UU.- En la madrugada del domingo, horario de Buenos Aires, se enfrentarán dos púgiles con distinto estilo, demostrando cada uno el modelo de las diversas escuelas de boxeo en Latinoamérica, que son Argentina y México. La presentación del evento se instauró en el hotel The Westin, sin protocolos el ex triple campeón mundial, Adrien Broner, nuevamente desafío al chubutense como objetivo de su próxima pelea.

Pepe Gómez, promotor y manager de Massa Ortíz comentó: “Sabemos la calidad de Lucas, pero si quiere el cinturón de Roberto, va a tener que ir a buscarlo a Cancún otra vez porque el sábado no lo va a poder ganar”. Como respuesta, un Arano muy gentil sentenció: “Agradezco que Massa y su equipo hayan agarrado la pelea, pero me parece que se equivocaron de adversario. El Matthysse que verán el sábado será el mejor preparado jamás”.

«Gracias a todos la oportunidad de volver a pelear en Estados Unidos. El sábado va a ser una guerra. Vengo preparado para ganarla», aseguró el boxeador del sur, y además pidió la revancha con Danny García por el título mundial. La Máquina llevá 35 victorias en 39 peleas, está confiado por su excelente preparación física, se tiene muchísima fe, promete una nueva definición por la vía rápida y es el amplio favorito en las apuestas.

Damián Rosito