Ioan Gruffurd no podrá seguir teniendo aventuras en la pantalla de Warner ya que desde la cadena estadounidense que la produce, decidieron no renovarla para una segunda temporada después de que bajara la audiencia en los episodios finales.

La historia – que había llegado a Latinoamérica solo una semana después de su estreno en Estados Unidos como uno de los grandes éxitos entre los nuevos shows – contaba la historia de un médico forense en Nueva York, con la particularidad que al morir, resucitaba.

Esos más de dos siglos de vida lo habían llevado a tener habilidades deductivas mayores a los demás detectives con los que colaboraba (sí, tantas veces se vio en adaptaciones de Sherlock Holmes), por lo que cada episodio giraba en torno a un caso distinto.

De los 22 episodios que ese emitieron, muy pocos tuvieron que ver con la historia de otro personaje que sufría su misma maldición, pero desde hace 2000 años y que buscaba revelar su secreto. Incluso se tornó más interesante cuando, a comienzos de este año, se alejaron de esa trama para centrarse en la vida pasada de él junto a su hijo, quien ya es más grande que él y podría ser su padre, y cómo descubrieron qué pasó con su esposa que había desaparecido hacía varias décadas.

El final dejó algunas cosas abiertas para un hipotético segundo año, pero también cerró del todo la trama de aquel némesis, prometiendo más de un obvia relación con la policía interpretada por Alana de la Garza.

Después de haber comenzado con casi doce millones de espectadores en todo el mundo, el antepenúltimo episodio fue el primero en bajar de los 7M. Mientras que solo en Estados Unidos, luego de bajar de los 5M en la quinta emisión, solo dos veces volvieron a pasar esa barrera, y en las últimas tres semanas casi no llegaron a 4M.

El creador era Matthew Miller, responsable de “Las Vegas”, “Chuck”, “666 Park Avenue” y “The 100”, el primero de ellos en llegar a una tercera temporada. Su próximo trabajo será como productor y escritor de la película para televisión “Good session”.