A 43 días de que Cristina Kirchner abandone la Casa Rosada y a 25 de que en el ballotage se defina quién la sucederá, un disciplinado oficialismo convirtió en ley anoche, en el Senado, el controvertido paquete de leyes económicas enviado por el Poder Ejecutivo que incluyen el Presupuesto 2016 y las prórrogas de la Emergencia Económica y de los impuestos al cheque y al tabaco.

La oposición prácticamente en su conjunto votó en contra de las iniciativas con diferentes argumentos, pero con un eje en común: que deberían ser tratadas cuando se sepa quién es el nuevo presidente. El Presupuesto 2016 fue aprobado por 39 votos a favor y 28 en contra. Las restantes iniciativas fueron aprobadas por 38 a 29.

Aunque a la hora de votar acataron con obediencia la orden del Gobierno, en el bloque oficialista hubo voces que criticaron la decisión de avanzar en este momento con el paquete de leyes. El matutino Diario Popular hace referencia a que en el presupuesto aprobado los gastos en el área de Defensa y Seguridad serán del 6,2 %.