El volante de Tigres de México estaba cerca de acordar su arribo al Xeneize pero apareció el Sevilla del Toto Berizzo y se complicó todo. En caso que el ex Lanús no llegué la dirigencia de Boca piensa en Néstor Ortigoza.

El mercado de pases de Boca iba de forma lenta pero bien encaminada hasta momento. Ya había cerrado la llegada de Paolo Goltz desde el América de México a cambio de 2,5 millones de dólares, y estaba cerca de también concretar el arribo de Guido Pizarro, quien juega en el Tigres de ese mismo país. Sin embargo todo se complicó.

Justo cuando Boca comenzaba a ultimar detalles de pago y de contrato, la mujer de Guido Pizarro no se mostró a gusto en volver a Argentina a acompañar a su marido. Además saltó un nuevo pretendiente por el volante, el cual viene desde Europa lo que seduce mucho más al ex Lanús.

El Sevilla del argentino Eduardo Berizzo planea contratar a Pizarro y ofertó lo mismo que Boca por la totalidad de su pase: 6 millones de dólares. El equipo español corre con ventaja para quedarse con el volante de la selección Argentina ya que en el tema contractual puede pagar mucho más.

En caso de que Pizarro decida partir al Sevilla de Berizzo, la dirigencia de Boca tiene en mente en contratar a una gran figura del fútbol local: Néstor Ortigoza. El gordo quedó libre de San Lorenzo de Almagro y ya declaró que no tiene problema en jugar en otro club del país, por lo que su llegada al Xeneize puede hacerse realidad.

Todo se resolverá con la decisión final de Pizarro, que en caso de rechazar a Boca llevará a que Angelici vaya con todo por Ortigoza.

Jonathan Fernandez

@Jona_Tadeo