El tandilense no pudo llegar a su primera final ATP en la arcilla austríaca ya que esta mañana se encontró con David Goffin (78º), quien ganó por 7-5, 4-6 y 3-6. Mañana definirá el título con Juan Mónaco (81º) o Dominc Thiem (50º), quienes jugarán su segundo partido de la jornada.

El primer set comenzó de manera ideal para Máximo, quien estaba muy cómodo con los golpes y cometió pocos errores, pero aún así sufrió la única rotura del set luego de cinco oportunidades en el noveno game. La respuesta fueron dos quiebres seguidos que le dieron la ventaja.

La diferencia a su favor en el rendimiento continuó en el siguiente capítulo, en donde tuvo un solo break points y lo aprovechó. Pero el belga – que recibió la wild card y había eliminado al máximo preclasificado Philipp Kohlschreiber (24º) en segunda ronda – se repuso y con dos quiebres obligó a un tercer set.

Allí el europeo golpeó primero, y luego lo hizo dos veces más, mientras que con una sola rotura se quedó corto González. De todas formas fue un histórico torneo para quien subirá del puesto 104 a cerca del 80, ingresando al Top 100 por primera vez desde 2011. Además, después de haber jugado al qualy, se metió en su segunda semifinal después de Umag 2008.

Goffin, a sus 23 años, llegó a su primera definición y con 19 victorias al hilo, ya que viene de ganar los Challengers de Scheveningen, Poznan y Tampere, todos los partidos salvo el de hoy en sets corridos.

Mañana tendrá enfrente a Pico – quien defiende la final y hoy más temprano había eliminado a Andreas Seppi (48º y cuarto preclasificado) por 6-2, 3-6 y 6-3 – o Thiem – quinto cabeza de serie y esperanza local que hoy dejó fuera de competencia a Marcel Ganollers (28º) por 6-4 y 7-5.