Microsoft dio a conocer las características de la próxima versión de su sistema operativo, cuyo nombre se adelantó un número al esperado.  Se confirmó el regreso del botón de inicio, aunque se combinará con las opciones para los equipos touch.

Tras semanas de rumores y filtraciones sobre el Windows 9, Microsoft sorprendió con el bautismo de su próximo sistema operativo al que denominó Windows 10. El martes dio a conocer las primeras impresiones en una breve conferencia celebrada en la ciudad estadounidense de San Francisco.

Un aspecto a destacar es la compatibilidad que brindará para diversos dispositivos. La compañía apuntó a que se pueda utilizar la plataforma tanto en PC, como en tabletas y teléfonos inteligentes, dando una experiencia acorde para cada equipo.

Además confirmó el regreso del botón de inicio, información que se había filtrado semanas atrás. Este combinará la lista tradicional con un espacio personalizable de páginas o programas favoritos, que tendrá el típico diseño de mosaicos de la firma.

Sin embargo, mantendrá un modo enfocado en las pantallas táctiles con una interfaz a la que llamó Continuum. Las transiciones de la misma serán más fluidas que las vistas de escritorio y se complementará con la barra de acceso directo Charms.

Otra novedad que se anunció fueron las aplicaciones universales, para que los desarrolladores puedan crearlas una sola vez y adaptarlas directamente a diferentes los dispositivos. Con esto Microsoft busca interesar al sector empresarial, al que también le prometió mejores condiciones de seguridad al dar una protección de datos más fuerte.

La compañía proporcionará un anticipo del SO a expertos de PC y profesionales de IT con el fin de que puedan trabajar en el pulido de la plataforma. Se estipula que la versión terminada estará para finales de año y que llegará a los usuarios en el 2015.