Desde las oficinas de uno de los fondos buitre, Aurelius Capital Management, aseguran que ninguna de las propuestas recibidas de las partes privadas son ni “remotamente aceptables”.

A través de un comunicado, el fondo de cobertura norteamericano comandado por Mark Brodsky, afirmó que “no hay perspectivas realistas de una solución privada para la disputa de la deuda soberana” de Argentina.

Los bancos HSBC, Deutsche Bank, Citi y JP Morgan mantienen las conversaciones a pesar de que las ofertas efectuadas han sido rechazadas una por una.

Al respecto, Aurelius ha expresado que ninguna de las entidades que negocian cuentan con los fondos suficientes para hacer frente a una solución viable.

Asimismo, Aurelius se acordó de nuestros funcionarios al afirmar que “los líderes argentinos han hecho una calculada y cínica decisión de repudiar las órdenes de las cortes y provocar el default“. Para despejar toda duda de qué opinan de los funcionarios argentinos, el comunicado sostiene que “se esconden tras la cláusula RUFO” para evitar negociar.

“El pueblo argentino ya ha pagado un precio muy alto por la desmesura de sus líderes”, agregó el comunicado que finalizó con un pronóstico: “Lo peor está por venir”.