Corinna, la esposa del siete veces campeón de Formula Uno, subastará el modelo F2000 con que el alemán ganó su tercer título y el primero con la marca italiana. Los costosos tratamientos que debe afrontar su marido luego del accidente por el que permaneció en coma más de seis meses son la causa de semejante desprendimiento.

La mujer de Michael Schumacher, Corinna, está decidida a dejar todos los lujos en pos de la salud de su marido. Tanto es así, que puso en venta la Ferrari con la cual el alemán obtuvo el tercer campeonato de Formula Uno, el primero con “Il Cavallino Rampante”. El precio de base es de 2 millones de dólares, espera recaudar un poco más, teniendo en cuenta que hace pocos días atrás vendió un avión privado en 26 millones de moneda estadounidense.

El jet de Michael, modelo Dassault Falcon 2000EX para ocho pasajeros de color gris, fue la primera venta que realizó Corinna y la F2000 será la segunda aunque se cree que no será la última. Con su marido internado hace más de dos meses en la clínica suiza, tras salir del coma en el que estuvo inmerso por más de seis meses a raíz del golpe en la cabeza que sufrió mientras esquiaba en Maribel (Francia) el 29 de diciembre de año pasado, los ingresos de la familia han caído por el sótano y la única forma de mantener los costosos tratamientos sería desprenderse de los objetos de valor que el alemán consiguió durante su carrera.

Con la F2000 Schumacher fue imparable. Durante ese año obtuvo nueve pole position, ganó la misma cantidad de Grandes Premios y accedió al podio en 12 oportunidades. Mika Hakkinen con su McLaren dieron lucha hasta el final pero sucumbieron ante el poderío del alemán y uno de los mejores autos que construyo la escudería Ferrari.