La Sala I de la Cámara Federal rechazó el pedido de recusación del juez Claudio Bonadio presentado por la sobrina de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Romina Mercado, presidenta de Hotesur y una de las imputadas en la causa por presunto lavado de dinero.

La decisión del tribunal fue «por mayoría», luego de que Mercado acusara a Bonadío de utilizar esa investigación como «elemento de presión» para evitar ser destituido en un eventual juicio político.
Además, Mercado, hija de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, había denunciado que el magistrado carecía de «legitimidad» y había pedido que fuera apartado del expediente, que fue motivo de fuerte polémica por el allanamiento ordenado a la sede de la firma.

De esta manera, el Juez Bonadío podría anunciar la inminente declaración indagatoria del hijo de la Presidenta, Máximo Kirchner.