Ante el precio de la oleaginosa cayendo en pico, el sector espera una devaluación para poder cubrir sus expectativas.

Desde el Gobierno Nacional se informó desde hace meses que esa medida económica no estaba en sus planes, pero el sector agropecuario prefirió seguir pujando, y mantiene la soja sin liquidar almacenada. El resultado: pérdidas millonarias para el sector.

Según la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), la liquidación de divisas de la semana pasada fue de tan solo U$S 266,4 millones, cifra 23,31% inferior a la registrada en el mismo periodo del año pasado,

El ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela declaró que considera que “hay un grado de especulación que no tiene que ver con pequeños y medianos productores, que tienen menos espalda financiera y ya han vendido su producción, sino aquellos que especulan con una eventual devaluación del peso».