El arquero de Arsenal Esteban Andrada fue víctima de un episodio de inseguridad al sufrir un secuestro y robo en Lanús. El incidente ocurrió anoche, alrededor de las 21, cuando el mendocino y su familia fueron interceptados por varios delincuentas en la puerta de la casa de un familiar, en la zona de Lanús Oeste.

Los ladrones, que se encontraban armados, se llevaron al deportista, y después de pedir rescate, lo liberaron en Sarandí, en el partido de Avellaneda. “Pagamos 23 mil pesos para que lo liberen”, contó la esposa del futbolista durante una entrevista con TN.

El secuestro y robo del futbolista, que no resultó herido, habría sido al voleo. El arquero se sumó al hecho de inseguridad que en octubre pasado vivió el delantero de Boca Jonathan Calleri, en el partido de Tres de Febrero.