La número uno del mundo levantó por tercer año seguido el trofeo del WTA Tour Finals, que reúne a las ocho mejores del año en Singapur, al imponerse a la rumana por 6-3 y 6-0, vengándose de la paliza sufrida cuatro días atrás.

La estadounidense – que se había asegurado terminar en lo más alto del ranking luego de que María Sharapova (2º) no clasificara a semifinales – necesitó tres quiebres en el primer set ya que dos veces había perdido su servicio luego de cuatro break points.

En ese capítulo Williams cometió las únicas cinco dobles faltas del partido y perdió los siete puntos con su saque que dejó pasar en todo el match. El segundo set no tuvo equivalencias, con la finalista de Roland Garros ganando solo dos puntos con la devolución, y salvando solo uno de los cuatro break points en contra.

Esta fue la tercera victoria de Serena ante Simona, las anteriores dos – en Cincinnati 2013 y Roma 2013 – llevándose un set en blanco. La debutante – que el año pasado había ganado el torneo en Sofía que reúne al segundo pelotón de las mejores del año y que comenzará la próxima semana – solo había podido con ella en el segundo partido del round robin por 6-0 y 6-2.

De todas maneras Halep subirá una posición en el ranking y será la nueva número tres, mientras que Williams por segundo año en fila terminará como número uno (también lo había hecho en 2002 y 2009). La otra variante en el ranking desde mañana será que Eugenie Bouchard (5º) caerá dos posiciones siendo superado por Agnieszka Radwanska (6º) y Ana Ivanovic (7º).

Serena había sido campeona en 2012 (vs. Sharapova) y 2013 (vs. Na Li) en Estambul, y también en Múnich en 2001 (vs. Lindsay Davenport) y Doha en 2009 (vs. Venus WIlliams). Con cinco títulos igualó a Steffi Graf en el segundo lugar detrás de los ocho de Martina Navratilova. La checa tiene el récord de cinco coronas consecutivas (entre 1983 y 1986, dos veces este último año), mientras que Mónica Seles también ganó tres veces seguidas entre 1990 (vs. Gabriela Sabatini) y 1992.