Hoy no es una noche cualquiera para el boxeo argentino, Maidana en caso de ganar, ¿Podrá igualar aquella recordada hazaña de Carlos Monzón ante el entonces campeón Nino Benvenuti?.

Matínez le puso una ficha al santafesino, no podía ser de otra manera, ya que es uno de los grandes amigos que el deporte le regalo al boxeador de Margarita.

“El Chino siempre transmite tranquilidad. Gane o no siempre hace buenos combates, duros. Tiene mucho corazón y amor propio. Acá no hay lógica. Mayweather trata que el boxeo sea una ciencia exacta. Con un pegador como Maidana se puede terminar todo en un segundo”, expresó el ex campeón mediano y superwelter.

Durante la previa, disimuladamente en los pasillos del Hotel MGM Grand, en la sala de prensa, apareció el quilmeño, quién habló de su futuro tras la última caída frente a Miguel Cotto, sin admitir ninguna decisión tomada, dejó todo en manos de los médicos.

«Maravilla» no sólo viajó para alentar a su compatriota en la contienda, sino que unos días después pasará por Nueva York para que lo revise el doctor Answorth Allen, ortopedista de los New York Knicks desde 2005. En caso de formularse algun tipo de resolución reconoció: “Veremos qué dice. Luego él tiene que hablar con mis médicos en España y me dirán cómo está mi físico. Si no estoy al 150% no vuelvo”.

Incrustado en su actualidad, el púgil bonaerense confirmó: “Desde la derrota vivo en un bajón. Llevo 19 años boxeando, perdí algunas peleas y haber perdido no está bueno. Soy consciente con quién, cómo y dónde perdí. El corazón y la mente pueden decir una cosa pero el cuerpo puede decir otra. Esperaré que dicen los médicos, pero creo que todavía tengo un cartucho en el revólver”.

Damián Rosito