La rusa conquistó Brisbane al derrotar a Ana Ivanovic por  6-7 (4), 6-3 y 6-3, mientras que la norteamericana hizo lo propio en Auckland tras vencer a Wozniacki 2-6, 6-3 y 6-3 y la rumana se impuso en Shenzhen por un doble 6-2 a Bacsinszky. La dos del mundo le recortó puntos a Serenas Williams para quedar cerca de destronarla en la cima del ranking.

Comenzó un nuevo año en la WTA y las mejores tenistas del circuito salieron al ruedo en la gira asiática con dos triunfos lógicos y una sorpresa. Las victorias de María Sharapova y Simona Halep fueron no sorprendieron pero si el triunfo de la mayor de las Williams ante una Top Ten.

En primer turno Sharapova, dos del mundo, derrotó con mucho sacrificio a la serbia Ana Ivanovic (7°) por 6-7 (4), 6-3 y 6-3 en el torneo de Brisbane, luego de batallar dos horas y 38 minutos en la superficie dura australiana. La rusa dejó el historial 10-4 a su favor, cosechando el 34° título en su historia (sumó 1.000.000 de dólares) y además quedó a solo 681 puntos de la Uno del mundo, Serena Williams.

En el certamen de Auckland la mayor de las Williams y actual 17° en el ranking, dio la sorpresa al superar a la danesa Caroline Wozniacki (8° y máxima favorita) por 2-6, 6-3 y 6-3 en tierras neozelandesas en un duelo que casi superó las dos horas. Así venus, ex Uno del mundo, volvió a derrotar a su rival por sexta vez en seis choques, solo habiendo cedido un set, con el plus de alcanzar el 46° torneo a nivel individual (solo la supera su hermana en actividad con 46°), desembolsando 250.00 dólares en premios.

Por último la rumana Simona Halep, tres en el ranking y máxima candidata, le ganó fácilmente a la suiza Timea Bacsinszky (47°) por un doble 6-2 en Shenzhen, en una hora y dos minutos de juego en la superficie dura del sureste de China.  La europea de 23 años que había empezado la final sintiéndose mal, alcanzó su noveno título (seis en 2013 y dos el año pasado) venciendo por segunda vez a su oponente y cosechando 500.000 dólares que repartió el certamen.