Muchas canciones tienen un por qué. Son los grandes músicos los que encuentran su válvula  de escape a través de la melodía. En este caso hablaremos de Eric Clapton y sus “Lágrimas del cielo”.

En 1991 Eric Clapton compone “Tears in heaven”  en memoria de Connor Clapton, su hijo de cuatro años que falleció luego de caer de un piso 53, en Manhatan. “¿Sabrías cómo me llamo si te viera en el cielo? ¿Sería lo mismo si te viera en el cielo?”, estas son las dos primeras estrofas en las donde el compositor británico le habla a su hijito.

El 20 de marzo de 1991 Connor cae accidentalmente del departamento de su madre,Lori del Santo, ubicado en el piso nº 53. El menor estaba a cargo de la niñera haciendo piruetas en la cama. Este hecho fue un enorme descuido que terminó con la vida del pequeño.

Eric contó en la revista Time cómo se enteró de la trágica noticia: “Ese día el teléfono sonó y Lori me dijo que mi hijo estaba muerto. Traté de creer que era un error. Hasta que llegué al edificio y vi a la policía. Fui al sanatorio para reconocerlo. Luego, partí a verlo otra vez a la funeraria para disculparme por no haber sido un padre mejor”.

Nueve meses después compone Tears in Heaven,  En el año 1993 ganó tres Premios Grammy en las categorías «Canción del año», «Grabación del año» y «Mejor interpretación vocal pop masculina»

Traducción
¿Dirías mi nombre, si me ves en el cielo?//¿Sería lo mismo, si te veo en el cielo?// Debo ser fuerte y continuar//porque sé que no correspondo al cielo.//¿Agarrarías mi mano, si me ves en el cielo?//¿Me ayudarías a pararme, si me ves en el cielo?//Encontraré mí salida a través de la noche y del día,//porque sé que no me puedo quedar aquí en el cielo.//El tiempo puede tirarte,//El tiempo puede vencer tus rodillas,//El tiempo puede romper tu corazón,//¿Estuviste pidiendo por favor?  ¿Pidiendo por favor?//Detrás de la puerta,//Hay paz, estoy seguro,//y soñé que no habrá más lágrimas en el cielo.

Julia Galliano

ARVE Error: no id set