El ministro de Educación, Alberto Sileoni, criticó a los gremios docentes bonaerenses por anunciar nuevos paros al manifestar que «no hay derecho que prevalezca sobre el derecho de los chicos a educarse” y solicitó que los sindicatos dialoguen para ponerse de acuerdo. 

“Necesitamos que busquen consensos sin interrumpir el servicio educativo» remarcó el funcionario que sostuvo que es clave que los docentes no hagan perder más días de clase.

En ese sentido, el titular de la cartera de Educación indicó que «las reivindicaciones en democracia son legítimas y deben ser escuchadas” pero destacó que «hay que tener presente que no hay derecho mayor que el de los niños y jóvenes argentinos a tener clases todos los días, todas las semanas».

«La discontinuidad de la rutina educativa lesiona a la escuela” afirmó Sileoni que recordó que  “se logró cumplir con los 180 días de clase y avanzar hacia un calendario de 190 días gracias al esfuerzo de la sociedad».