Madrid tiene un nuevo dueño, el Atlético venció al Real por 1 a 0, con gol de Mario Mandzukic y se quedó con la Supercopa de España. Es la quinta conquista desde que el «Cholo» llegó al equipo ibérico.

Durante el encuentro de ida había empatado 1 a 1, en el Santiago Bernabéu. Ahora los «Colchoneros» recibieron en el Vicente Calderón al conjunto de Carlo Ancelotti, con el objetivo de apoderarse del título enfrentando a su eterno rival. La Casa Blanca llegaba con la sensible ausencia de Ángel Di María y Cristiano Ronaldo.

En un clima teñido de rojo y blanco, el derby madrilista comenzó con un ritmo vertiginoso. A los 90 segundos, Mandzukic se adueñó de una pelota en el borde del área grande, y con un potente disparo estableció el único tanto. La tardía respuesta de Fabio Coentrao para cerrar los espacios en la defensa permitió al croata celebrar la conquista.

La reacción de la visita se basó en la velocidad de Gareth Bale, la movilidad de James Rodríguez y la pegada de Luka Modric. Sin embargo, las dos líneas de cuatro propuestas por el argentino atentaron contra las intenciones «merengues». Las proyecciones de Daniel Carvajal, combinadas con la técnica del colombiano fueron otros argumentos que pusieron en jaque al arco defendido por Miguel Ángel Moyá. Un Ancelotti desesperado envió a Cristiano Ronaldo a la cancha, en reemplazo de Toni Kroos, buscando dar vuelta el resultado.

Es muy destacable los planteos que propuso Simeone, aplicación perfecta para consolidar el triunfo, tomando como experiencia la final de la Champions League, realizó hizo los cambios a tiempo para no sentir el cansancio físico.

Damián Rosito

ARVE Error: no id set