El local ganaba por el gol de Cristian Díaz aprovechando un error del arquero Conde, pero sufría ante la “Crema” que con uno menos por la roja de Martín Díaz, lo complicaba. El equipo de Leo Astrada-debutaba hoy- lo igualó mediante Alexis Niz y casi lo gana. Sin embargo, a poco del cierre apareció Lucas Alario y le dio el segundo triunfo a los de López.

En un duelo clave por engrosar el promedio, Colón le ganó sobre el final a Atlético Rafaela y le amargo el debut en el banco de la “Crema” a Leonardo Astrada. Al “Sabalero” le costó pero pudo sumar su segundo triunfo en el campeonato, que lo aleja de la zona baja. Todo lo contrario para la visita, que a pesar de haberse sobrepuesto a jugar con uno menos gran parte del complemento y puesto a tiro con el tanto de Niz, se desconcentro sobre el final y se quedó sin nada.

Colón encontró en la adversidad su punto más fuerte. Es que a los ocho minutos de haber comenzado la acción, Clemente Rodríguez tuvo que salir del campo de juego y en su lugar el entrenador López reforzó el ataque. Un rato más tarde, el ingresado no dio por perdido un pelotazo largo con destino ineficaz, durmió al arquero Conde y al defensor y con un suave toque puso el 1 a 0 para el local.

En el complemento, los de Leonardo Astrada fueron en busca del empate, Colón, más retrasado, cedió iniciativa y la empezó a pasar mal. Atlético Rafaela o supo como entrarle y complicó su situación con la expulsión de Martín Díaz. Igual, con uno menos la visita fue más que el “Sabalero” y llegó al empate por intermedio de Alexis Niz.

Desesperado, los de López salieron a buscar las tres unidades necesarias y lo lograron a poco del final por intermedio del juvenil Lucas Alario. El delantero aguantó un cabezazo en la puerta del área chica, se dio vuelta con la marca encima y a cobrar para todo el delirio del “Cementerio de los Elefantes”.

Con esta victoria, Colón llegó a los diez puntos y le dio aire a una floja campaña. En tanto, Atlético Rafaela sigue hundido en un pozo sin fin: aún no ganó en el campeonato, está último en la tabla de posiciones y está cada vez más complicado con el promedio.