El Dr. Santiago Blanco Bermúdez, abogado de Stiuso, negó la denuncia que el Gobierno hizo por contrabando agravado y evasión tributaria al ex espía todopoderoso que la presidenta Cristina Kirchner jubiló a fines de diciembre y a quien acusa de estar detrás de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

«La operación [de compra e importación], como en todo organismo burocrático, pasa por varias áreas. Todos consienten en la adquisición de bienes que hacen falta: eso incluye al subsecretario y al secretario de Inteligencia. No es que Stiuso se puso una cueva», sostuvo.

«Él estaba autorizado para hacer la operación. Fueron legítimas, convalidadas por las autoridades, no era el jefe. Están dentro de la documentación de la Secretaría [de Inteligencia]», agregó.

En diálogo con radio La Red, Blanco Bermúdez habló de la «mala fe de esta denuncia» e informó que en octubre de 2014 «se detectó que había alguien que tenía autorización para intervenir en esta operatoria y que había colado alguna importación».

«Existe una denuncia. [Fue] un malandra de la Secretaría. No tengo el detalle. Se hizo la denuncia», explicó.