Stranger Things está ambientada en 1983 y no solo recoge el espíritu de la época, sino que además está filmada como si fuera una producción de aquellos años.

Si Stephen King (It) y Steven Spielberg (E.T.) trabajaran juntos saldría una película de terror psicológico sobrenatural, por esto a “Stranger Things” se le ha denominado la hija ilegítima de las series, ya que es imposible no notar las influencias de estos grandes de la literatura y el cine en el trabajo de los hermanos Matt y Ross Duffer (Hidden) y Shawn Levy (Hasta que la muerte los juntó).

La nueva producción de Netflix nos transporta a los años 80, a los clásicos misterios sobrenaturales del cine de la época. Un niño desaparece sin dejar rastro, en su búsqueda desesperada, por sus familiares y amigos, la policía del pueblo se ve envuelta en extraños enigmas, como experimentos estatales ultra secretos, fuerzas paranormales y niños muy raros que aparecen de la nada.

Winona Ryder (Inocencia Interrumpida), es la angustiada madre del niño desaparecido. «Es toda una liberación, porque finalmente interpreto mujeres de mi edad. Me encuentro en el lugar que me corresponde», señala la que alguna vez fue la musa de Tim Burton, a El País, diario español. Ryder tuvo un receso por algunos años, y desde hace unos meses se ha especulado con su regreso de la mano de la secuela de uno de los clásicos del cine de los 80, “Beetlejuice”, pero tendremos que seguir esperando por alguna respuesta concreta.

Las críticas han sido variadas, desde «Nada en ella resulta particularmente nuevo, a excepción de la forma convincente en la que los Duffers lo han montado todo, y ni eso puede corregir algunos agujeros de la trama y la deliberada ofuscación que la hacen un paseo más torpe de lo que debería ser.» – Hank Stuever, The Washington Post. Hasta «Puede ser muchas cosas: King, Spielberg, los 80’s, incluso yo mismo. Pero lo que es, por encima de todo, ¡es buena!” – Guillermo del Toro, Director (El laberinto del fauno).

“Stranger Things” posee 8 capítulos, de una hora de duración, y ya se puede disfrutar en Netflix.