Casi cuatro meses después del anuncio del Gobierno de la Ciudad, la Justicia finalmente habilitó el aumento del boleto de subte, por lo que la tarifa subirá de 4,50 a 7,50 pesos en los próximos días.

El ajuste había sido frenado a fines de julio pasado por la jueza porteña Elena Liberatori, quien hizo lugar a una medida cautelar impulsada por el auditor de la Ciudad, Facundo del Gaiso, legisladores de izquierda y metrodelegados.

El Gobierno porteño apeló el fallo y ahora, en decisión dividida, la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de la Ciudad dejó sin efecto esa medida y ratificó la resolución 2852 de la empresa estatal Sbase.

Si bien aún no fue confirmado oficialmente, el nuevo boleto comenzaría a regir a partir del próximo martes 1ro de noviembre.

El cuadro tarifario lleva el boleto del subte de 4,50 a 7,50 pesos y establece una tarifa social de 4 pesos para jubilados, escolares y personas con capacidades diferentes.

Asimismo, estipula descuentos para los usuarios frecuentes del 20% para los que viajan más de 21 veces por mes (6 pesos), de 30% para después del viaje número 31 (5,25 pesos) y de 40% a partir del viaje 41 en el mismo mes calendario (4,50 pesos). En tanto, el boleto en el servicio del Premetro tendrá un costo de 2,50 pesos.

La suba del 67% del boleto fue aprobada durante la audiencia pública no vinculante realizada el 21 de junio en el Centro Cultural San Martín, donde vecinos y organizaciones de usuarios rechazaron el «tarifazo».