El motivo del reclamo es la falta de obras y la precariedad edilicia además de los recortes presupuestarios al sector.

Ya suman doce las escuelas tomadas en la Ciudad en reclamo de un mayor presupuesto destinado al sector y a la inversión en infraestructura. Tras las movilizaciones iniciadas el 29 de mayo pasado en el Lola Mora, se agregan, desde el viernes, los colegios Manuel Belgrano y Agustín Tosco.

“Supimos que el gobierno porteño estuvo tratando de tener reuniones con representantes de algunos de los colegios, pero nosotros exigimos que reciba a todos juntos, a los representantes de las doce escuelas tomadas en una reunión conjunta”, destacó a Télam Christopher Loyola,  estudiante del colegio Julio Cortázar.

Y añadió que las tomas a los colegios comenzaron el 29 de mayo en el Lola Mora y se le fueron sumando progresivamente las demás escuelas como una medida para pedir obras ya que las actuales que «se están cayendo a pedazos, faltan vidrios en ventanas, se caen parte de los techos y hay muchas en las que no hay ni calefacción”.

“Estamos en contra del cierre de cursos en los artísticos, y por una resolución del gobierno porteño si hay menos de 12 alumnos debe cerrarse el curso o como dicen ellos debe fusionarse, así como también si hay cursos con más de 35 personas tienen que abrir uno nuevo; y, sin embargo, en esa situación no lo hacen”, reclamó, y destacó que “hay escuelas técnicas que tienen cursos con más de 45 alumnos”, cuestionó Loyola.

Hasta entonces, las escuelas tomadas son: Lola Mora; Manuel Belgrano ; Agustín Tosco, Aída Mastrazzi, Rogelio Yrurtia, Cerámica 1, Lengüitas, Mariano Acosta, Julio Cortázar, Falcone, Moreno y  Lenguas Vivas.