“Siempre nos pueden ubicar, nunca estamos fuera de servicio. Estamos en contacto con nuestro trabajo a través del mail casi cada minuto. Esto, a la larga, no puede ser bueno”, remarcó el premio Nobel de Medicina Thomas Südhof .  

El Premio Nobel de Medicina, Thomas Südhof, advirtió esta semana que el uso de los teléfonos inteligentes pueden causar estrés crónico y transformación cerebral en las personas que lo utilizan.”No me extraña que mucha gente sufra de ‘burn out’ (síndrome del profesional quemado) si se ve cómo viven hoy”, subrayó el experto.

En  declaraciones al dominical “Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung”, el biólogo destacó que una de las causas principales del estrés de hoy son los teléfonos inteligentes.”Siempre nos pueden ubicar, nunca estamos fuera de servicio. Estamos en contacto con nuestro trabajo a través del mail casi cada minuto. Esto, a la larga, no puede ser bueno, ya que genera un estrés crónico que transforma a la persona y el cerebro”, advirtió.

A tales fines, el investigador recomienda “tomarse descansos de forma deliberada. Eso es lo que nos dice el sentido común”. Entre los factores que ayudan figura todo lo que pueda distraer al espíritu. “Puede ser deporte, yoga, un buen libro o música”.

Finalmente, tras advertir los riesgos de los smartphones, Südhof reconoció que se enteró que había ganado el Nobel en 2013 a través de una llamada a su móvil cuando viajaba a un congreso. “Pero apago a las ocho de la tarde todos los aparatos electrónicos y los vuelvo a prender después del desayuno”, según publicó hoy el diario El Litoral.