Almirante Brown igualó 1 a 1 ante Comunicaciones, en el estadio Fragata Presidente Sarmiento. En un partido situado dentro de la 7° fecha del Torneo Primera B Metro.

En el arranque del encuentro la «Fragata» presionó correctamente en cada una de las salidas de su adversario, provocando una actuación tímida en «Comu». Pese a su intención de meter en su propia área a la visita, no traslado ese dominio a un control convincente dentro la cancha, sólo un remate de Román Díaz pudo inquietar a Fernando Otarola.

Cuando corría el cuarto de hora, el «Cartero» se animaba a buscar el arco de Brueno Centeno, esto alcanzó a presentar un mar de dudas en el equipo local. Por esas cosas del fútbol, quizás de carambola, Sebastián Sciorilli consigue enviar la pelota a la red y festejar el primer gol de la tarde.

Los problemas defensivos en el «Aurinegro» eran una constante, Javier Pintos pisaba la última línea con demasiada facilidad, a tal punto que Centeno debió despejar con su pierna derecha un disparó que entraba con claridad; puro reflejos en el ex Independiente. Circulaban los minutos y Almirante sufría en cada pase enviado a la zona de los centrales, el juvenil Brian Machuca mostraba estar muy pendiente de la pelota, aunque siempre se olvidó de seguir a los jugadores que tenía la obligación marcar.

Incrustados en el segundo tiempo, Comunicaciones merecía notablemente el empate, ya que dominó la mitad del terreno de juego y generó las situaciones más claras. Walter Zunino, acudía a un milagro con su pie diestro al tapar la ejecución de Rodrigo Izco.

La defensa de «El Mirasol» no hacia pie en los momentos que los extremos Damián Castagno y Pintos superaban a sus laterales. Lucas Passerini avisaba con un cabezazo que acarició el poste del arquero Centeno. Cerca de los 70, tras otra distracción del «pibe» Machuca, el delantero que había estado próximo a anotar, pudo colocar un «sombrero» al guardametas de Almirante, y por fin concretar la buscada paridad.

Con la igualdad, ambos conjuntos querían ganar, y regalaron un cierre de jornada a puro fútbol. Zunini tuvo dos ocasiones que jamás volverá a errar otra vez, Meza también perdió su chance, y ni hablar de Abel Flegenal; Barros le sacó el gritó de la garganta. (Fuente: argentinaenascenso.com.ar).