Desde el día de ayer se siente un fuerte temporal de lluvia en el territorio bonaerense. Los principales afectados:  los campos de productores agropecuarios.

La mayor preocupación es hacia la vida de los animales y las cosechas que se ven azotadas por las inundaciones. En muchos casos ya se han dado por perdidas a las mismas o el suelo ya ha quedado imposibilitado de ser cultivado de aquí a unos meses, explican los productores de la zona. También informaron que los campos con mayor riesgo son los de soja y trigo.

A causa de esto el gobierno de Daniel Scioli ya declaró la emergencia agropecuaria en 50 distritos y se les hará llegar un nuevo programa de ayuda económica por parte del gobierno a modo de solventar la crísis generada por el mal tiempo.

Jessica Martinez