Azotó el centro y sur de las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, y norte de Buenos Aires, dejó un trágico saldo de un muerto, un desaparecido, más de 600 evacuados.

Un intenso temporal que azotó otra vez el centro y sur de las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, y norte de Buenos Aires, dejó un trágico saldo de un muerto, un desaparecido, más de 600 evacuados, rutas intransitables, cuantiosos daños materiales, y zonas urbanas y rurales que fueron desbastadas por los fuertes vientos.

Fuentes de Defensa Civil confirmaron que la cantidad de agua caída en algunos sectores de la región superó los 200 milímetros en pocas horas, y hubo fuertes ráfagas de viento que, en Rosario, alcanzaron los 93 kilómetros por hora.

El temporal se desató antes de la medianoche del lunes y continuó hasta pasadas las 6 de la mañana de ayer. Eso provocó desbordes de arroyos y canales, y anegamientos en campos y ciudades. También hubo cortes de autopistas, rutas, calles, problemas en el servicio eléctrico, desprendimientos de materiales, y caída de ramas y cables, destacaron diarios regionales.