Miles de policías, bomberos y soldados fueron enviados hoy a las zonas de Yunnan afectadas por un fuerte terremoto que ha costado la vida a casi 400 personas y ocasionado más de mil 800 heridos en esa región suroccidental de China.

Fuentes oficiales dieron a conocer que el Comando Militar de Chengdu puso a disposición de las labores de rescate y socorro seis helicópteros y cuatro mil soldados y fuerzas de la reserva y ya dos de las naves se encuentran en Yunnan sobrevolando el epicentro del sismo, estimado en 6,5 grados de intensidad.

Las labores de esa fuerza desplegada, indicaron los especialistas, dependerán de las condiciones meteorológicas, caracterizadas por intensas lluvias que de acuerdo con los partes del centro de pronósticos se extenderán durante cuatro días.

La Fuerza Aérea envió dos aviones de carga desde Beijing y Chengdu hacia la zona de desastre para transportar personal y ayuda, mientras un equipo de 100 bomberos del comando del Área Militar de Beijing partió esta mañana hacia Yunnan.

Este personal especializado en desastres está acompañado de ocho perros entrenados para ubicar personas bajo los escombros y 160 equipos de detectores con igual objetivo.

La dirección de bomberos de Yunnan despachó hacia los condados afectados por el sismo casi mil de sus integrantes y 141 camiones y 17 perros.

Hasta el momento los bomberos rescataron 66 residentes de los escombros, 30 de ellos vivos, y reubicaron mil 300 personas, según voceros de esa dirección. Un reporte de la agencia de noticias Xinhua desde el condado de Ludian, donde se concentró la mayor cantidad de muertos, heridos y destrucción, indicó que los rescatistas llevan a cabo una carrera contra el tiempo para salvar vidas.

Los trabajos de socorro, sin embargo, siguen enfrentando las dificultades provocadas por las precipitaciones, las constantes réplicas, los peligros de nuevos aludes y las bajas temperaturas en zonas remotas, donde la falta de alimentos y medicinas complica la situación.

Hasta esta mañana, 29 400 personas habían sido evacuadas en Zhaotong, condado de Ludian, y un vocero del gobierno en Yunnan dijo que más de 980 mil personas están afectadas por el sismo que derrumbó 11 mil 400 viviendas y dañó 24 mil solo en esa localidad.

También son conducidos a lugares seguros habitantes amenazados por un lago creado por el terremoto, que ya inundó 20 casas en la villa de Jiangbian, en el condado de Huize.

Las aguas de ese lago formado por aludes en la parte alta de la estación hidroeléctrica de Hongshiyan se elevan un metro por hora, agregaron las fuentes.

Periodistas de Xinhua dieron a conocer que se podían ver sobrevivientes en las carreteras cubiertas de lodo en espera de alimentos y medicamentos, algunos a medio vestir temblando bajo la lluvia.

Médicos consultados por la agencia informativa dijeron que en la aldea Longquan, de Ludian, escasean las medicinas y las condiciones impiden realizar operaciones para quienes sufrieron heridas graves.

Catalogado como el peor sismo en 14 años en Yunnan y el de saldo más trágico en los últimos tres años, el sismo ha ocasionado hasta esta mañana 411 réplicas, cuatro de ellas de 4,0 a 4,9 grados de intensidad y una cantidad similar de 3,0 a 3,9 grados en la escala Ritcher.