En el primer partido de la 11ª fecha el equipo de Victoria le ganó 1-0 a Gimnasia y Esgrima con el gol de Carlos “Chino” Luna de penal.

En Victoria se enfrentaban dos equipos ubicados en mitad de tabla con la necesidad imperiosa de sumar de a tres. El local a través de la potencia de Sebastián Rincón le generó peligro al arco del “Lobo” en los primeros minutos.

Precisamente fue Rincón quién se escapó por la izquierda y recibió una fuerte falta de Osvaldo Barsottini, que fue amonestado por el duro topetazo. Kevin Itabel se hizo cargo del tiro libre y con un remate suave pero bien colocado dio en el horizontal ante la inútil estirada de Fernando Monetti que poco podía hacer ante ese remate.

El partido se hizo de ida y vuelta, sin juego en la mitad de la cancha, pero sin generar demasiado peligro para las áreas, algunos remates a distancia eran las armas que utilizaban para intentar abrir el marcador.

Pero la más clara para el visitante llegó en el minuto 33 con un violento cabezazo de Quiroga que Javier García sacó en la línea con el pie izquierdo y ahogando el grito de gol tripero.

 Ya en el complemento a los siete minutos Itabel desbordó por la derecha para tirar un centro, Quiroga extendió el brazo y tocó la pelota, Federico Beligoy no dudó y cobró penal. En la jugada previa el “Chino” Luna no había llegado a un centro al ras de Sebastián Rincón en el área chica.

Precisamente fue Luna el encargado de ejecutar el penal y con un derechazo bajo y fuerte puso el 1-0 para Tigre. El local se adelantaba en el marcador sin hace demasiado.

A partir de ese momento el equipo de Pedro Troglio se hizo dueño de la tenencia de la pelota e intentaba llegar al área de Javier García con más ímpetu que juego asociado, mientras tanto el local esperaba en su campo tener alguna chance de contra.

Y así fueron pasando los minutos y Gimnasia llenaba de centros el área de García, que se mostró muy seguro durante todo el partido y supo mantener su arco en cero para garantizarle la victoria al Tigre de Alfaro.