Héctor Timerman presentó su renuncia «indeclinable» como socio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

Lo hizo a través de una carta que fue fechada en el día de ayer, en donde asevera que la decisión está motivada por el accionar «obstruccionista» de la entidad que impide avanzar con la investigación por el atentado terrorista perpetrado en 1994.

Asimismo, en la misiva retiró a la DAIA el derecho a hablar en su nombre.