Un delincuente de 64 años mantuvo cautiva a varias personas durante seis horas en una sucursal bancaria de la ciudad bonaerense de Lincoln. Efectivos del Grupo Halcón lograron entrar al banco y liberar a los dos rehenes que quedaba en el lugar. Una empleada del banco había logrado quedar en una bóveda con puerta codificada, a la que el delincuente no podía ingresar.

El ladrón había entrado a la entidad bancaria para robar, pero fue sorprendido cuando se escapaba y decidió atrincherarse y tomar rehenes para no entregarse.

El intendente Jorge Fernández explicó que se trataba de un hombre de 64 años, que se encontraba sólo y armado, y que toda la policía local estuvo a disposición del operativo. «Tomamos todas las precauciones, y ya informamos al departamento judicial Junín», adelantó el funcionario municipal, en diálogo con TN.