La marcha antichavista, Toma de Venezuela, en repudio al gobierno de Nicolás Maduro se sintió en todo el país y sus cifras son alarmantes: al menos hubo 120 heridos, casi 150 detenidos y un policía muerto tras el enfrentamiento con los manifestantes opositores.

Henrique Capriles, máximo referente de la oposición en Venezuela, afirmó que el saldo de la marcha titulada Toma de Venezuela, dejó una gran cantidad de heridos y detenidos, además de un policía muerto.

Según cifras no oficiales, en total fueron 120 los heridos tras los enfrentamientos entre manifestantes opositores, la policía y grupos oficialistas que apoyan a Maduro y su gobierno.

Además, trascendió la noticia de que un policía murió en medio de las protestas, según informaciones del ministro del Interior, Néstor Reverol. José Alejandro Molina Ramírez es el nombre del oficial caído, a causa de un disparo por arma de fuego.

«El gobierno garantizó que el pueblo podría protestar sin que ellos se metieran a generar violencia. Tenemos heridos y presos de la jornada de hoy (por ayer) y queremos que estén informados», detalló Capriles.

Por otra parte, el ex candidato a presidente denunció que varias manifestaciones pacíficas de la oposición fueron reprimidas tanto por agentes policiales como por grupos oficialistas armados.