El elenco de Turín lo venció 2-1 de local por la 32° fecha de la Serie A. Pirlo había abierto la cuenta para el líder del torneo pero Darmian y Quagliarella revirtieron el clásico que volvieron a ganar tras 20 años.

Torino impidió que su eterno rival festejara en su cara un nuevo Scudetto y luego del golpe inicial logró dar vuelta el pleito y darle a su público un triunfo que se hizo espera 20 años y encima postergó el festejo de su oponente.

Al principio del cotejo el duelo se hizo de ida y vuelta con la visita generando espacios con el argentino Roberto Pereyra rompiendo por las bandas en busca de la presencia goleadora del español Álvaro Morata.

Sin embargo el duelo se iba abrir con un balón detenido. Alessandro Gazzi cometió una infracción al borde del área y el tiro libre fue ejecutado por Andrea Pirlo que metió un golazo a los 34 minutos de juego (46 goles de falta directa).

Cuando la primera mitad culminaba el equipo de Giampiero Ventura encontraría la igualdad. Fabio Quagliarella cambio de frente para Matteo Darmian que sin querer metió un auto pase y definió por abajo del capitán Gianluigi Buffon.

En el complemento la visita nuevamente se mostró agresivo y estuvo cerca del desequilibrio aunque Pirlo remató al poste ante la mirada del arquero Daniele Padelli que nada podía hacer.

Cuando Torino era dominado por su oponente, una jugada colectiva rompió las estrategias del partido. El marroquí Omar El Kaddouri abrió para la llegada de Darmian que tocó al medio donde Quagliarella (ex Juventus) puso el 2-1 en el Estadio Olímpico.

El entrenador Massimiliano Allegri puso en cancha inmediatamente al ex Boca Carlos Tevez pero la más clara la tuvo el delantero Alessandro Matri aunque su tiro dio en el poste y el festejo fue del Toro.

Así Juventus sigue puntero con 73 puntos y el próximo viernes podría consagrarse si derrota a Fiorentina de local y su escolta Lazio no vence a Parma (está a 14 unidades).

Por su parte el elenco donde fue titular el argentino Maximiliano López se mantiene octavo con 47 puntos y volvió a ganar el clásico tras 20 años (el último fue 2-1 en 1995). Palermo será su siguiente rival el miércoles.