El Tribunal Oral Federal 2 continuaba con las declaraciones testimoniales y las víctimas representadas por Dalbón seguirán patrocinadas por los socios del letrado, quienes sí entraron al recinto en los tribunales federales de Retiro.

Ante posibles incidentes derivados de las declaraciones del abogado, la seguridad se reforzó con diez policías de la Guardia de Infantería que se ubicaron con escudos en el pasillo de acceso a la sala de audiencia, en el subsuelo de Comodoro Py 2002.

A primera hora de la mañana Dalbón improvisó una conferencia de prensa en la puerta de la sede judicial, pero luego no intentó ingresar a la sala de audiencias cuando se reanudó el debate.

«Este abogado los está molestando, justo cuando empezaban a declarar empresarios y políticos me sacan, es una vergüenza, esto es inédito en el país, en la historia», afirmó.

«Evidentemente, la verdad les molesta mucho. No me gustaría pensar que esta causa quede en la impunidad. Hay gente que es culpable y tiene que pagar por esto y eso al Tribunal parece que le molesta», agregó.

«Quizás políticamente esto esté armado», dijo también el abogado.