Al menos 55 personas murieron en un accidente de autobús que se precipitó por un barranco al tomar una curva cerrada el sábado en una carretera del estado brasileño de Santa Catarina, en el sur del país, informaron los medios locales.

Además, hay 11 heridos que han sido trasladados a varios hospitales con múltiples fracturas, informaron medios locales como «A Noticia» y «Gazeta de Joinville».

Con anterioridad la Policía Militar de Santa Catarina había informado de que 41 cadáveres fueron trasladados al Instituto Médico legal de Joinville y que dos heridos fallecieron en los hospitales, de acuerdo con el diario «Globo».

El autobús se precipitó por un barranco de 400 metros de profundidad cuando circulaba por una zona de sierra en la carretera SC-418 a la altura del municipio de Campo Alegre, situado a 235 kilómetros al norte de Florianópolis, la capital regional, según fuentes de la Policía de Carreteras del estado.

La secretaría de desarrollo de la región de Joinville (Santa Catarina) había informado con anterioridad de que el número de muertos era de 32.

Según «A Notícia», los pasajeros pertenecían una comunidad evangélica y se dirigían a la ciudad de Guaratuba, en el estado de Paraná, para participar en un acto religioso.

El accidente ocurrió en una curva cerrada de la Sierra Dona Francisca, una región turística del norte de Santa Catarina.

Las tareas de rescate, en las que participan un centenar de personas, se retrasaron porque el lugar donde cayó el autobús es una zona de difícil acceso y porque no hay cobertura de telefonía móvil.

Numerosas ambulancias y vehículos de la Policía y del cuerpo de bomberos, además de un helicóptero, colaboran en la búsqueda y rescate de las víctimas.