El campeón del mundo lo superó 3-0 en Lille por la Eurocopa de Francia en los octavos de final. Boateng, Gómez y Draxler marcaron los tantos y en la siguiente fase enfrentarán al ganador de Italia o España.

Alemania sigue siendo candidato firme a quedarse con la Eurocopa en el país galo y nuevamente no desentonó ante un rival ínfimo, ganado con autoridad, solvencia y buen fútbol, teniendo una verdadera final en cuartos de final.

Al inicio los dirigidos por Joachim Löw dominaron a través de los centros y enseguida se pusieron arriba. El volante del Real Madrid Toni Kroos ejecutó el córner, la defensa contraria la rechazó y desde fuera del área el central Jérôme Boateng le entró como venía y puso el 1-0 a los 8 minutos.

Los bávaros no bajaron la intensidad y cuatro minutos más tarde, a los 12, consiguieron un penal dudoso. El defensor Martin Škrtel derribó a Mario Gómez, el encargado de disparar en los once metros fue Mesut Özil que le dio de zurda pero el arquero Matúš Kozáčik le adivinó la intención.

El elenco de Ján Kozák tomó un poco de aire luego del gran inicio de su rival y consiguió crear peligro con los centros al área. Estuvo cerca de anotar el volante del Milán Juraj Kucka luego de un cabezazo, aunque el portero Manuel Neuer reaccionó enviándola al córner.

Al finalizar la primera mitad el campeón del mundo en Brasil nuevamente iba a alegrar a su público en el Métropole de Lille. Julian Draxler con su enorme habilidad se fue hasta el fondo, asistió por el medio al delantero del Beşiktaş Mario Gómez que no falló.

Ya en la segunda mitad los bávaros dejaron venir a su rival que solo inquietó con los tiros lejanos fallidos de Marek Hamšík y fue por más. En lo más alto Sami Khedira ganó en el salto, el balón le quedó a Draxler que no la dejó caer y sentenció el 3-0.

Así Alemania pasó a cuartos de final sin que le marquen goles en el torneo, donde jugará en la siguiente instancia con el ganador del duelo entre España-Italia que juegan mañana, el sábado 2 de julio en Burdeos.

Eslovaquia se fue de la Eurocopa luego de caer con Gales 2-1, derrotar a Rusia con idéntico marcador e igualar con Inglaterra sin goles, habiendo llegado como el mejor tercero a octavos de final.