Es para impedir que los puesteros vuelvan a instalarse,  informó Iván Budassi, titular de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA).

El titular de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Iván Budassi, informó hoy que luego del desalojo de puesteros en el predio de La Salada, se garantizará la seguridad del lugar con presencia policial, para evitar que vuelvan a instalarse.

 «La Salada recibe 100 mil personas por día e inicialmente sobre la costa del río había 4.500 puestos y decidimos liberar esa zona, lo cual no fue fácil.» Desde ARBA, «se están tomando las medidas y controlando a los grandes capitalistas, que son los administradores», remarcó Budassi.

 «Instalamos nuestra oficina para hacer una docencia entre los puesteros y registrarlos. Sin embargo, a partir de diciembre se volvió a invadir la Costa del río», agregó el funcionario. Y añadió: «Esta gente es de armas llevar y son de difícil control, se instalan en la noche los días de feria y después se van en el día. La idea es mantener presencia policial constante para mantener liberada la vía, garantizar la seguridad de la gente y que no puedan volverse a instalar», advirtió.
En declaraciones a Radio Provincia, Budassi relató además que «entre las cuatro ferias hemos cobrado más de 25 millones pesos adicionales a los que ya pagaban», concluyó.