La Fundación Matrimonio del Reino Unido ha sorprendido a todos con los resultados de sus investigaciones. Según lo dieron a conocer, el 75% de los divorciados se vuelven a casar con la esperanza de que su segundo matrimonio sea mejor que el anterior. La sorpresa es que esto sucede así.

Una de las principales razones por las que esto ocurre es que los cónyuges están realmente dispuestos a comprometerse para toda la vida cuando se someten a segundas nupcias, lo que facilita la superación de los altos y bajos que todas las parejas deben atravesar en su formación.

Además, el hecho de comprometerse a una edad mayor vuelve más certera la posibilidad de contar con ingresos económicos más altos. Esto es una buena manera de evitar todas aquellas tensiones y discusiones que surgen como fruto de una economía no muy satisfactoria.

Asimismo, los segundos matrimonios se caracterizan por la presencia de los hijos de matrimonios anteriores que ya no se encuentran en los primeros años de vida. Una situación muy beneficiosa para administrar mejor los tiempos que se les dedica tanto a los hijos como a la pareja.

Otro factor importante vinculado con la edad es la madurez. Retomando la idea de que los segundos matrimonios se dan entre personas más adultas, la percepción de su vida cambia radicalmente con el paso del tiempo, lo que los vuelve tolerantes ante las decepciones.

Finalmente, la Fundación Matrimonio deja muy en claro que la principal razón por la que las segundas uniones maritales funcionan es porque estas son mucho más compatibles, ya que las diferencias de edad se reducen y ambos se encuentran en estados emocionales semejantes.