La red social del pajarito denunció a varios gobiernos por solicitudes de información sobre usuarios.

No es la primera vez que nos toca saber sobre este tipo de temas. Hace unas semanas atrás, Dropbox anunciaba algo parecido: tanto el gobierno estadounidense como muchos otros habían solicitado al sitio de almacenamiento masivo en la nube, información sobre varios usuarios.

Twitter anuncia semestralmente un informe en el que devela los pedidos sobre datos personales de varios usuarios que presuntamente son seguidos de cerca por las agencias de investigación secreta de varias naciones. En un supuesto ranking de mayoría de pedidos, Estados Unidos encabeza la lista, y es seguido de cerca por Japón.

La red social de los 140 caracteres no solo declaró el pedido de información, sino que también desató la polémica al contar en su informe que; ciertas agencias como el FBI y varios gobiernos habían querido impedir que esto fuera develado.

Twitter, al igual que Dropbox hace semanas, decidió comunicar la polémica (según sus informantes) pues viola la confidencialidad de su contrato con los usuarios.

Es lógico entender que los gobiernos intentan tomar la información para poder controlar  situaciones que involucren la seguridad de sus propias naciones. Sin embargo, Twitter ya dejó claro que no venderá información a ninguna entidad gubernamental.