El gran imán de la Universidad de Al Azhar en El Cairo, Ahmed al-Tayyeb, responsable de uno de los principales centros de enseñanza del Islam sunita, llamó el hoy a «matar, crucificar y amputar manos y pies» a los «terroristas» de Estado Islámico (EI) , tras la difusión de un impresionante video en que muestran cómo quemaron vivo a un piloto jordano que estaba en sus manos.

El jeque Al-Tayyeb expresó «profunda indignación» y «condenó con dureza» el asesinato del piloto militar jordano. «Este acto terrorista cobarde necesita el castigo previsto en el Corán para estos agresores corruptos que corrompen y combaten a Dios y a su profeta: la muerte, la crucifixión o la amputación de manos y pies», consideró el imán, según el comunicado de Al Azhar.

El grupo jihadista Estado Islámico, que actúa en Irak y en Siria, difundió ayer un impactante video con la ejecución del piloto de guerra jordano Muath al-Kasaesbeh, capturado en diciembre y quemado vivo en una jaula. Se trata de una prueba que demuestra que están dispuestos a llevar la violencia a un nuevo nivel.

En represalia, Jordania ahorcó a dos jihadistas iraquíes que estaban presos por terrorismo: Sajida al-Rishawi, cuya liberación había sido exigida por Estado Islámico, y Ziyad Karboli, también de Al-Qaeda, condenado a muerte por conspirar para llevar a cabo ataques contra el reino pro-occidental en la última década.