Aunque parezca insólito, el pequeño Ryan Hammons, de cinco años, lo ha dejado bien en claro. “Mamá, yo antes era otra persona”, aseguró el niño, quien contó con lujo de detalles sus días de rodaje en los sets de filmación de Hollywood y sus noches de baile en Broadway durante el siglo pasado.

Hace poco, otro niño llamado Luke contó a los medios norteamericanos los pormenores de su vida pasada. Ahora, Ryan, un pequeño oriundo de Oklahoma, compartió su secreto con su madre Cyndi: “Mamá, tengo algo que decirte, yo antes era otra persona”, afirmó preocupado.

Todo comenzó cuando Ryan tenía cuatro años. En aquel entonces, una serie de horribles pesadillas comenzaron a atormentarlo. Pero no fue sino hasta un año después cuando él se decidió a contarlo. Según su madre, los detalles eran demasiado vívidos como para ser producto de su imaginación.

Entre sus anécdotas se encuentran historias de viajes por todo el mundo, sets de filmación en Hollywood junto a estrellas como Rita Hayworth y bailes en Broadway. Lo curioso es que su relato es casi “adulto” como para que un niño de esa edad lo hubiese inventado y, más aún, suena convincente.

Pero todo concluyó por verificarse cuando Cyndi se encontraba junto a su hijo observando un álbum de fotografías de Hollywood. Al ver una imagen de la película “Noche tras noche” de 1932, Ryan exclamó: “Ése soy yo, ése es quien yo era”. Un documentalista logró identificarlo como el actor Marty Martyn, fallecido en 1964.