La bolsa americana ha acabado una semana bastante amarga con una ligera subida. Los índices de Wall Street han seguido perdiendo terreno en los últimos cinco días acorralados por datos económicos más débiles de lo esperado y la incertidumbre sobre la subida de tipos.

Este viernes, el Dow Jones se ha subido un 0,2%, hasta 17.711 puntos, el S&P 500 se ha anotado un 0,2%, hasta 2.060 enteros, y el Nasdaq ha ganado un 0,5%, hasta 4.891 puntos. De este modo, ha cortado la racha de cuatro jornadas seguidas de descensos, pero en la semana el saldo perdido es notable. El Dow ha bajado un 2,2%, al igual que el S&P, y el Nasdaq ha retrocedido un 2,7%.

Hoy se ha dado a conocer la última revisión del último trimestre del año, que ha resultado sin cambios, por lo que el crecimiento total de Estados Unidos el pasado año queda en el 2,2%, dos décimas menos de lo esperado, lo que ha dado ánimos a la bolsa, ya que una mayor debilidad económica retrasará más la subida de tipos.

Por su parte, la confianza en el consumo de Michigan sube a los 93 puntos en marzo, cuando se esperaba 91,2 puntos. No obstante, el dato es algo inferior al de febrero.

El crudo Texas ha caído por primera vez en seis sesiones. Se ha dejado un 2,5%, hasta 48,8 dólares, tras el rally que ha protagonizado en los últimos días. Por su parte, el oro ha cedido un 0,4%, hasta 1.197 dólares.

En el plano empresarial, este viernes la actualidad la centra BlackBerry, cuyas acciones han escalado un 1,7% gracias a unos resultados de su último trimestre fiscal que han sorprendido al mercado para bien. Aunque las ventas cayeron desde los 976 millones del mismo periodo del año anterior a los 786 actuales, obtuvo 28 millones de beneficios frente a las pérdidas del ejercicio precedente. En concreto, ha ganado cuatro centavos por acción frente a los ocho centavos de pérdidas de 2014.

Sin salir de la tecnología, las acciones de Intel se han disparado un 7,1%, hasta 32,1 dólares, ante las informaciones publicadas por el Wall Street Journal, que indican que está inmersa en negociaciones para comprar la fabricante de software Altera, cuyos títulos por su parte han repuntado nada menos que un 28,3%.

En la deuda, el interés del bono americano a diez años ha retrocedido al 1,95%, con el euro regresando a 1,09 unidades tras la fuerte bajada del jueves.